Análisis División Sureste:WASHINGTON WIZARDS

Análisis División Sureste:WASHINGTON WIZARDS

El conjunto capitalino todavía se está sacudiendo los efectos de la devastadora lesión de John Wall (apenas ha jugado 72 partidos en las dos últimas temporadas no se le espera en la cancha hasta el curso 2020-2021 tras romperse el Aquiles) y por ello ha comenzado a reconstruir el plan de la franquicia con el objetivo de volver a ser competitivos a medio plazo. Para ello han dado los galones necesarios a un Bradley Beal que seguirá sosteniendo los sueños de un grupo de jugadores sin la experiencia necesaria para intentar conseguir algo en esta travesía en el desierto mientras esperan a Wall. Además, la reestructuración de las oficinas también invitan a pensar en un cambio a mejor.

Principal fichaje: Las dudas surgidas entorno al futuro de Bradley Beal se han resuelto casi sobre la bocina. El escolta acaba de firmar su renovación por dos temporadas más (a partir de la temporada 2021-2022) y 79 millones de dólares, dejando la puerta abierta a una nueva extensión de contratro por el mayor contrato en la historia de la NBA: 266 millones de dólares por cinco temporadas. Es decir, que el futuro en este sentido está garantizado. Si además la exótica apuesta por Hachimura también funciona en la cancha, habrán dado otro paso más en la dirección correcta.

Bajas significativas: La pasada temporada Tomas Satoransky dio un paso al frente en sus prestaciones y se convirtió en un jugador solvente a ambos lados de la cancha. Por eso cuesta entender que la nueva dirección del equipo dejase marchar al jugador checo que garantizaba minutos de calidad a los mandos de la nave de Washington. Junto al ex del Barcelona y el Baloncesto Sevilla también volaron veteranos de categoría como Jeff Green o Trevor Ariza y un Superman Howard que apenas pudo ponerse la capa de los Wizards.

¿A qué aspiran? A intentar configurar una identidad de futuro y construir un equipo con argumentos para luchar contra todos los equipos de la liga. O al menos a no perderle la cara a ninguno. En una conferencia como la Este, donde los últimos puestos de ‘playoffs’ son una lotería, los Wizards pueden comprar boletos para ser los Magic de la pasada temporada. Pero para ello necesitan que todos sus componentes remen en la misma dirección. Y eso en Washington hace tiempo que no se ve en otro equipo que no sean las Mystics.

 

Related Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *